Bienvenido, Visitante! [ Regístrate | Iniciar sesiónFeed de RSS

Tablets y celulares

El negocio de las tablets y celulares se encuentra en aumento sostenido desde hace ya un par de años. El avance tecnológico y el continuo lanzamiento de nuevos productos trae como consecuencia que la compra y la venta de estos dispositivos sea constante.

Determinar el precio de tablets y celulares estará condicionado por diferentes factores:

– Marca y modelo: como en todos los electrodomésticos, también en tablets y celulares existen marcas con precios más elevados que otros. En relación al modelo, cuando nuevos dispositivos salen al mercado la vorágine de compra se eleva hacia el nuevo dispositivo y los antiguos modelos quedan en desuso y, al no tener quien los quiera, comienzan a bajar sus precios. Es inevitable que el precio de tablets y celulares disminuya cuando salen nuevos modelos. Cuanto más tiempo pasa, suelen valer menos en el mercado.

– Tiempo de uso: está claro que no es lo mismo un dispositivo nuevo que uno usado, ni uno usado un mes que varios años. El tiempo de uso de tablets y celulares afecta directamente al tiempo de vida útil del dispositivo. Por lo tanto, cuanto más uso ha tenido, más se desvalorizará el aparato.

– Repuestos: a medida que salen modelos nuevos en el mercado, los viejos se discontinúan y se hace cada vez más complicado conseguir las piezas de reemplazo en caso de que sea necesario realizar la reparación. Por eso, la reparación en muchos casos es inviable o cara. Teniendo en cuenta esto, el precio del dispositivo -tanto tablets y celulares- se ajusta: el valor disminuye al no existir repuestos para reparación (el comprado debe obtener algún beneficio).

Las tablets y celulares son objetos que se han convertido en extensiones del ser humano. Nos mantienen conectados y en comunicación constante con nuestro entorno. Es importante mantener los dispositivos en buen estado para que, si en un futuro se quiere realizar la venta, se encuentre un comprador que quede satisfecho con su inversión de dinero.

Deja un comentario